Un primero de mayo para preparar las luchas futuras

El primero de mayo ha quedado atrás, y en esta ocasión, la Asamblea Interprofesional estuvo presente, a través de un gran esfuerzo por parte de sus componentes, en las dos grandes manifestaciones que se desarrollaron en la ciudad de Granada.

En primer lugar participó en la manifestación organizada por el SAT, CGT y USTEA y que salió a las 11 horas desde el Triunfo y que finalizó en la Fuente de las Batallas. Posteriormente nos incorporamos a la manifestación que salía desde las 13 horas, del Triunfo, convocada por CCOO y UGT y que finalizó en Plaza Nueva.

En ambos casos llevó el mismo discurso, rompiendo con el pesimismo que inunda a muchos trabajadores respecto a la fragmentación y la multiplicidad de convocatorias. Porque el primero de mayo sólo puede ser reflejo de los 364 días restantes del año y por lo tanto tanto apelar a la necesidad de la unidad y la convergencia en este día, obviando lo demás, sólo puede conducir a la impotencia y a la frustración.

Pero estos son lujos que los trabajadores, en estos tiempos que corren, no nos podemos permitir. Y no nos queda más remedio que seguir construyendo solidaridad y unidad, no para el 1º de mayo y su puesta en escena, sino para resultar útiles a los trabajadores que en el día a día sufren la explotación y las humillaciones cotidianas de los abusos patronales.

Por ello el mensaje que lanzamos ayer fue preferentemente, no a los trabajadores que asistían a la manifestación, sino a los trabajadores que ese día no tuvieron más remedio que seguir trabajando. A ellos nos dirigimos y con ellos conversamos para mostrar nuestra solidaridad y nuestro compromiso con ellos, los grandes olvidados, en muchas ocasiones. Porque ese 1º de mayo no tenían/no teníamos nada que celebrar.

Y en las dos manifestaciones, lanzamos alto y claro un mensaje de apoyo a los trabajadores del sector de la hostelería, animamos a participar en la próxima ruta en defensa de los trabajadores de la hostelería que se desarrollará este 6 de mayo, saliendo a las 13 horas desde el Zaidín, y quisimos mostrarles que ningún trabajador que decida pelear por sus derechos tiene por qué hacerlo solo. Nosotros estaremos con ellos y con nosotros pueden contar.

Porque la solidaridad obrera es un arma formidable que tenemos que recuperar para que hoy y todos los días sean primero de mayo y para que estemos juntos, unidos, en las luchas y en las victorias.

Solidaridad obrera, unificar las luchas.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *